Parc del Laberint d’Horta

 

Laberint d'hortaPaz y naturaleza en este parque situado en el vall d’Hebron. Con varias fuentes y estanques ,destaca su laberinto del cual parece una tonteria pero no es tan fácil salir.

El parque ocupa los terrenos de una finca del marqués de Llupià, de Poal y de Alfarràs, un hombre muy ilustrado que encargó la obra al italiano Domenico Bagutti, quien trabajó allí hasta el 1808. El jardinero francés Delvalet fue el responsable de las plantaciones y un maestro de obras catalán, Jaume Valls, en supervisó los trabajos. La familia Desvalls mantuvo la propiedad de la finca hasta los años 70, cuando pasó a manos del Ayuntamiento. Se inauguró como parque público en 1971. En 1994 se hizo una restauración en profundidad que en transformó la concepción a la categoría de jardín museo.

Es el jardín más antiguo de todos los que hay en Barcelona y un ejemplo inmejorable de jardinería culta y cuidada con esmero, especialmente cuando los descendientes del marqués ampliaron el parque bajo la dirección del arquitecto Elies Rogent. En dicha ampliación se incorporó un jardín romántico con parterres, placitas, grandes árboles e incluso una cascada. En total son 55 hectáreas parcialmente ajardinadas que siguen el gusto por los jardines neoclásicos de la época. Aún así, el carácter boscoso de la mayor parte del parque le confiere un aire romántico y lleno de rincones por descubrir, algunos decorados con esculturas mitológicas.

El laberinto es el mayor atractivo del lugar. Está formado por 750 metros de cipreses recortados y se halla en el nivel inferior de los tres que componen el parque. Una estatua de Eros, el representante mitológico del amor, nos espera en el centro del rompecabezas.

Este parque es especialmente atractivo para los niños, donde los diferentes rincones misteriosos y la posibilidad de intentar encontrar la salida del laberinto harán sus delicias.

Dentro del parque se encuentra la “Torre Soberana”, una antigua casa de campo del siglo XIV, restaurada y redecorada en estilo arabesco durante el siglo XIX. El laberinto vegetal, formado por cipreses recortados, da nombre al parque y es un punto de encuentro y recreo para todos aquellos, mayores y pequeños, que se acercan a este lugar tan encantador al pie de Collserola

Parc del Laberint
Passeig dels Castanyers, 1
08035 Barcelona

Superfície: 9,10 hectáreas
Horario: de las 10.00 h hasta el atarceder.
Entrada: Los domingos acceso gratuito.

Servicios: Fuente, Bar y lavabos, Parking, Área de juego infantil, Merendero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver operación para comentar *